martes, 4 de septiembre de 2012

¿La salvación es para los judíos?





¿La salvación es para los judíos?

La salvación ciertamente,  primero fue para los judíos,  pero todo estaba escrito, y sucedería que el pueblo no creería  pues la palabra del señor nos enseña.

Evangelio de Juan 1:9-14 

1:9- La luz verdadera que alumbra a todo hombre venía a este mundo. 
1:10- En el mundo estaba, y el mundo fue hecho por medio de él; pero el mundo no lo conoció. 
1:11 -A lo suyo vino, pero los suyos no lo recibieron. 
1:12 -Mas a todos los que lo recibieron, a quienes creen en su nombre, les dio potestad de ser hechos hijos de Dios. 
1:13 -Estos no nacieron de sangre, ni por voluntad de carne, ni por voluntad de varón, si no de Dios. 
1:14- Y el Verbo se hizó carne y habitó entre nosotros lleno de gracia y de verdad; y vimos su gloria, gloria como del unigénito del Padre.
Jesús vino a cumplir  lo escrito por los  profetas, para cumplir  las promesas  de Dios hacia el pueblo de Israel; pero su pueblo no le recibió y la salvación se extiende a todos judíos y gentiles. Es una de las razones por las que hoy  podemos estar  seguros que Jesucristo es el verdadero y nuestro salvador, A partir  de este punto podemos entrar confiadamente ante nuestro padre en los cielos y ser llamados hijos.
Mateo: 23:29 al 39

29 ¡Ay de vosotros, escribas y fariseos, hipócritas!, porque edificáis los sepulcros de los profetas y adornáis los monumentos de los justos, 30 -y decís: "Si nosotros hubiéramos vivido en los días de nuestros padres, no hubiéramos sido sus cómplices en derramar la sangre de los profetas." 31- Así que dais testimonio en contra de vosotros mismos, que sois hijos de los que asesinaron a los profetas. 32- Llenad, pues, la medida de la culpa de vuestros padres. 33 -¡Serpientes! ¡Camada de víboras! ¿Cómo escaparéis del juicio del infierno? 34 Por tanto, mirad, yo os envío profetas, sabios y escribas: de ellos, a unos los mataréis y crucificaréis, y a otros los azotaréis en vuestras sinagogas y los perseguiréis de ciudad en ciudad, 35- para que recaiga sobre vosotros la culpa de toda la sangre justa derramada sobre la tierra, desde la sangre del justo Abel hasta la sangre de Zacarías, hijo de Berequías, a quien asesinasteis entre el templo y el altar. 36 -En verdad os digo que todo esto vendrá sobre esta generación. 37 ¡Jerusalén, Jerusalén, la que mata a los profetas y apedrea a los que son enviados a ella! ¡Cuántas veces quise juntar a tus hijos, como la gallina junta sus pollitos debajo de sus alas, y no quisiste! 38 -He aquí, vuestra casa se os deja desierta. 39 -Porque os digo que desde ahora en adelante no me veréis más hasta que digáis: "BENDITO EL QUE VIENE EN NOMBRE DEL SEÑOR."


Jesús Dios su vida por ti,  él es el que tiene una respuesta, a tu dolor y confusión, una morada en los cielos para ti y tu familia, si recibes este regalo de salvación , no seas  como los  judíos que  no le recibieron ni creyeron en  Jesucristo, más bien hoy tienes la oportunidad de conocerle, servirle con amor y  santidad, y él llevará tu vida a lugares altos, serás llamado, heredero con cristo  en los  cielos.

El Espíritu Santo como testigo da evidencia, que, Y si hijos, también herederos; herederos de Dios y coherederos con Cristo, si es que padecemos juntamente con él, para que juntamente con él seamos glorificados.
 Las bendiciones de esta gran herencia están reservadas para nosotros en el cielo. Está siendo preparada para nosotros ahora en el cielo (Juan 14:1-3).No se turbe vuestro corazón; creéis en Dios, creed también en mí.
En la casa de mi Padre muchas moradas hay; si así no fuera, yo os lo hubiera dicho; voy, pues, a preparar lugar para vosotros.
 Y si me fuere y os preparare lugar, vendré otra vez, y os tomaré a mí mismo, para que donde yo estoy, vosotros también estéis.

 Este es un lugar especial en la presencia de Dios. Ahí ya no estaremos en una guerra espiritual con el pecado y el diablo. Nosotros seremos semejantes a Jesús (1 Juan 3:1-3).
Es triste  que el mundo  no comprenda,  o no quiere  entender, que el camino de la salvación se encuentra en Jesús, y  que no creer en Jesús, los aleja del perdón y la vida eterna, pero tenemos que tener claro, que si  solo es creer en Jesús lo que  nos dará la victoria. 

El enemigo, trabajará en hacer que tu fé, se desvié, a otras cosas  que te llevarán a la perdición, “todos somos  llamados pero pocos los escogidos”   esto es por  causa  de la mentira e ignorancia, satanás, aprovechara estas armas, y engaña a las naciones  vistiéndose de ángel de luz, reclutando almas para la condenación eterna; pero  buenas noticias, tu eres un escogido para recibir a  Jesucristo en tu corazón para servirle con  pasión y entrega, espero seas de los que le recibieron y le creyeron a Jesús. 
Juan 8: 47 al 52

47 El que es de Dios escucha las palabras de Dios; por eso vosotros no escucháis, porque no sois de Dios. 48 Contestaron los judíos, y le dijeron: ¿No decimos con razón que tú eres samaritano y que tienes un demonio? 49 Jesús respondió: Yo no tengo ningún demonio, sino que honro a mi Padre, y vosotros me deshonráis a mí. 50 Pero yo no busco mi gloria; hay Uno que la busca, y juzga. 51 En verdad, en verdad os digo que si alguno guarda mi palabra, no verá jamás la muerte. 52 Los judíos le dijeron: Ahora sí sabemos que tienes un demonio. Abraham murió, y también los profetas, y tú dices: "Si alguno guarda mi palabra no probará jamás la muerte."

Tenemos claro que los judíos, no podían comprender lo que cristo les hablaba, pues solo por el espíritu Santo, podemos entender las escrituras, y él es el que nos convence de pecado, y nos da la oportunidad de recibir, el amor y el perdón de nuestro salvador.
AMÉN. 






No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada